Gran Hotel Montesol - Pacha
Sáb, 09/24/2016 - 17:05

Toni Riera vuelve a inmortalizar la fachada del Gran Hotel Montesol Ibiza

En 1976 el fotógrafo Toni Riera capturó, por primera vez y junto a la discoteca Pachá, una imagen de la fachada del Hotel Montesol, para convertirla en todo un símbolo de la isla. El artista, en este primera ocasión apostó por los balcones del hotel en los que se podían ver a diferentes personajes, representativos de aquella Ibiza romántica y hippie de la época.

En tres balcones de tres plantas, músicos tocando el violín, gogós de lo más atrevidas, una pareja de diseñadoras sudafricanas de la época y Aixa, la hija de una de las musas de Pachá. De esta guisa, la fachada del Hotel Montesol, se convirtió en la imagen más personal y auténtica de Pachá hace 40 años.

En 1986 volvió al mismo escenario de la mano de un grupo de importantes DJ´s de la época como Pippi DJ, Armin, Heinemann y Paulas. En 2005 Róger Sánchez, Jose Pascual, Eric Morillo, Sara Mein y la Mora de las Dalias representaban la primera década del siglo XXI.

Ahora, en 2016 y siguiendo la cadencia temporal de las anteriores ediciones de esta foto, Toni Riera vuelve a su tan aclamado escenario. “Por fin ha llegado el día de inmortalizar la cuarta versión de esta imagen, con los personajes nocturnos del momento. La fachada del Gran Hotel Montesol Ibiza  es para mi un escenario más que especial.” Confesó Toni Riera.

 

La última versión de una imagen con años 40 de historia

En esta nueva versión y en conmemoración del 50 aniversario de la discoteca presidida por Ricardo Urgell, han subido a los balcones del Gran Hotel Montesol Ibiza Curio Collection by Hilton, personajes como Pocholo Martínez Bordiú, Francisco Ferrer, Willie Márquez, José Pascual, fundador de los premios DJ Awards, e históricos relaciones públicas de la discoteca como Carlos Martorell y Rosetta Montenegro.

31 modelos de excepción, ataviados con extravagantes trajes de plumas y lentejuelas, posaron ante las cámaras de un Toni Riera emocionado por volver a capturar este instante. “Hasta dentro de unos meses, el público no conocerá la cuarta versión de esta histórica imagen” confesó Toni Riera. Durante media hora, el fotógrafo, subido a una máquina elevadora a una altura de ocho metros, hizo posar a sus modelos en busca de la imagen perfecta. 

Utilizamos cookies propias y de analítica para mejorar tu experiencia de usuario. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para más información sobre cookies y su desactivación pincha aquí
X